Inicio » mejores versiculos » 11 Versículos de la Biblia sobre Guerra Espiritual

11 Versículos de la Biblia sobre Guerra Espiritual

Es una realidad que todos los seres humanos nos enfrentaremos con grandes batallas diariamente. Pero esa lucha íntima solo representa un proceso de aprendizaje y crecimiento para nuestro espíritu, que hacen posible mantenernos en equilibrio y armonía.

Y para enfrentar esa guerra que se presenta en nuestro interior, debemos buscar esa fuerza en las enseñanzas de los mensajeros de Dios, que nos iluminan el camino con sus ejemplos, para que sigamos adelante, con fe y valentía. Por eso te ofrecemos algunos versículos que estamos seguros te ayudarán a mantenerte siempre con buen ánimo en la lucha de cada día.

Mejores Versículos de la Biblia sobre Guerra Espiritual:

Juan 16:33

Mejores Versículos de la Biblia sobre Guerra Espiritual: Yo les he dicho estas cosas para que en mí tengáis paz. En este mundo afrontarán aflicciones, pero ¡anímense! Yo vencí al mundo. Juan 16:33

“Yo les he dicho estas cosas para que en mí tengáis paz. En este mundo afrontarán aflicciones, pero ¡anímense! Yo vencí al mundo”. (Juan 16:33)

Así es, ¡ánimo! Podemos vencer en todo lo que se nos presente en cada amanecer, con la confianza en Dios, de que saldremos victoriosos y tendremos paz, porque ya hemos vencido otras tantas luchas. La vida es una constante sorpresa llena de bendiciones, que no debemos desperdiciar.

Efesios 6:13

Mejores Versículos de la Biblia sobre Guerra Espiritual: Por lo tanto, póngase toda la armadura de Dios, para que cuando llegue el día malo puedan resistir hasta el fin con firmeza. Efesios 6:13

“Por lo tanto, póngase toda la armadura de Dios, para que cuando llegue el día malo puedan resistir hasta el fin con firmeza”. (Efesios 6:13)

Miremos cada oportunidad para ejercitarnos en nuestras cualidades. Ciertamente no todos los días serán buenos, pero, ¿qué importa? si con la armadura de Dios, es decir contando siempre con su protección y apoyo, ¡nunca desfalleceremos!

2 Timoteo 2:3

Mejores Versículos de la Biblia sobre Guerra Espiritual: Soporta conmigo las fatigas, como buen soldado del Cristo Jesús. 2 Timoteo 2:3

“Soporta conmigo las fatigas, como buen soldado del Cristo Jesús”. (2 Timoteo 2:3)

Al igual que el Apóstol de los gentiles, debemos buscar apoyarnos unos en otros, porque manteniéndonos unidos tendremos más fuerza para enfrentar las tormentas. Solamente con la ayuda de nuestros familiares y amigos, con todos los que comparten nuestras luchas y preocupaciones es que conseguiremos soportar todas las eventualidades negativas.

1 Corintios 16:13

Mejores Versículos de la Biblia sobre Guerra Espiritual: Manténganse alerta; permanezcan firmes en la fe; sean valientes y fuertes. 1 Corintios 16:13

“Manténganse alerta; permanezcan firmes en la fe; sean valientes y fuertes”. (1 Corintios 16:13)

¿Por qué imaginar que algo malo pasará? Que nuestros pensamientos se nutran solo con las ideas positivas y optimistas. Recibamos cada día con la mente llena de alegría, ¡estamos vivos! ¡todo pasa! Y Dios nos bendice en todo momento para que enfrentemos la vida llenos de confianza, porque eso, también pasará.

Efesios 6:18

Mejores Versículos de la Biblia sobre Guerra Espiritual: Oren en el Espíritu en todo momento, con peticiones y ruegos. Manténganse alertas y perseveren en oración por todos los santos. Efesios 6:18

“Oren en el Espíritu en todo momento, con peticiones y ruegos. Manténganse alertas y perseveren en oración por todos los santos”. (Efesios 6:18)

La oración es el recurso que nos permite la comunión con nuestro Padre y representa la única manera de renovar nuestras fuerzas para dar continuidad a la vida. Orar nos permite esclarecer nuestra mente y recibir las inspiraciones de lo Alto para encontrar las mejores soluciones.

Lucas 10:19

Mejores Versículos de la Biblia sobre Guerra Espiritual: Sí, les he dado autoridad a ustedes para pisotear serpientes y escorpiones y vencer todo el poder del enemigo; nada les podrá hacer daño. Lucas 10:19

“Sí, les he dado autoridad a ustedes para pisotear serpientes y escorpiones y vencer todo el poder del enemigo; nada les podrá hacer daño”. (Lucas 10:19)

Viviendo siempre ejercitándonos en el bien, entenderemos que nada ni nadie puede causarnos daño en nuestra vida. Hemos recibido el poder de vencer todo, por eso nunca permitamos que se aniden en nuestro interior el pesimismo y el desaliento.

Dios nos hizo fuertes, y con todas las capacidades que nos servirán para superar los obstáculos y problemas que se nos presenten en el camino.

Mateo 6:13

Mejores Versículos de la Biblia sobre Guerra Espiritual: Y no nos dejes caer en tentación, sino líbranos del mal. Mateo 6:13

“Y no nos dejes caer en tentación, sino líbranos del mal”. (Mateo 6:13)

Recomendación que nunca debemos olvidar, permanecer vigilantes ante las invitaciones de las tentaciones que aparecen por todos lados. Conociendo nuestras virtudes sabremos enfrentar todas las batallas, buscando generar una vida llena de paz, salud, y equilibrio en todo lo que de bueno tiene de la vida.

Mateo 26:41

Mejores Versículos de la Biblia sobre Guerra Espiritual: Estén alertas y oren para que no caigan en tentación. El espíritu está dispuesto, pero el cuerpo es débil. Mateo 26:41

“Estén alertas y oren para que no caigan en tentación. El espíritu está dispuesto, pero el cuerpo es débil”. (Mateo 26:41)

Conociéndonos a nosotros mismos, haciendo una evaluación de nuestras capacidades y debilidades se nos hará más fácil permanecer alertas ante las invitaciones del mal. Actuando siempre de manera correcta ante las circunstancias que la vida nos presenta, sentiremos una gran paz interior.

Lucas 22:31-32

Mejores Versículos de la Biblia sobre Guerra Espiritual: Simón, Simón, mira que Satanás ha pedido zarandearlos a ustedes como si fueran trigo. Pero yo he orado por ti, para que no falle tu fe. Y tú cuando te hayas vuelto a mí, fortalece a tus hermanos. Lucas 22:31-32

“Simón, Simón, mira que Satanás ha pedido zarandearlos a ustedes como si fueran trigo. Pero yo he orado por ti, para que no falle tu fe. Y tú cuando te hayas vuelto a mí, fortalece a tus hermanos”. (Lucas 22:31-32)

La solidaridad debe ser parte de nuestro comportamiento, porque, así como necesitamos de los demás, todos nuestros compañeros del camino, también nos necesitan.

Una vida en soledad no aporta nada para nuestra evolución, es junto a otros que nuestras capacidades se desarrollan. Demos siempre la mano amiga que fortalece y estimula.

Filipenses 4:12-13

Mejores Versículos de la Biblia sobre Guerra Espiritual: Sé vivir en pobreza, y en abundancia. En todo estoy enseñado, para hartura como para hambre, para tener abundancia como para padecer necesidad. Todo lo puedo en Cristo que me fortalece. Filipenses 4:12-13

“Sé vivir en pobreza, y en abundancia. En todo estoy enseñado, para hartura como para hambre, para tener abundancia como para padecer necesidad. Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”. (Filipenses 4:12-13)

Aprender a vivir con la dificultad no significa que debamos acostumbrarnos, por el contrario, es saber aceptar la situación y luchar por mejorarla, por transformarla. Solo esforzándonos con la seguridad de vencer es que se alcanzaremos los objetivos para una vida mejor.

Salmos 18:32-36

Mejores Versículos de la Biblia sobre Guerra Espiritual: Dios es quien me arma de valor y endereza mi camino; el que da a mis pies la ligereza del venado, y me mantiene firme en las alturas; adiestra mis manos para la batalla, y mis brazos para tensar arcos de bronce. Tú me cubres con el escudo de tu salvación, y con tu diestra me sostienes; tu bondad me ha hecho prosperar. Me has despejado el camino, para que mis pies no flaquean. Salmos 18:32-36

“Dios es quien me arma de valor y endereza mi camino; el que da a mis pies la ligereza del venado, y me mantiene firme en las alturas; adiestra mis manos para la batalla, y mis brazos para tensar arcos de bronce. Tú me cubres con el escudo de tu salvación, y con tu diestra me sostienes; tu bondad me ha hecho prosperar. Me has despejado el camino, para que mis pies no flaquean”. (Salmos 18:32-36)

Consolidando nuestra fe en aquel que todo hace para ayudarnos, nuestro Padre, sentiremos que nada nos hará flaquear. Solo Dios nos sostiene y despeja nuestro camino de pedregales y espinas, y así todas nuestras batallas serán ganadas.

Siempre orando, reconociendo que allí estará nuestra fortaleza, teniendo la certeza del amparo que Dios nos concede a cada uno de sus hijos, para que tengamos una vida llena de paz, felicidad y armonía. Pues Él, solo desea nuestro bienestar y que comprendamos que en cada victoria avanzamos en nuestro crecimiento espiritual.