Explicación de Génesis 27:26

Escucha el capítulo completo: 🔊

Volver al Libro Génesis

Versículo Anterior | Versículo Siguiente

Significado, Estudio y Explicación del Versículo 26, Capítulo 27, Libro de Génesis del Antiguo Testamento en la Biblia. Autor: Moisés.

Versículo Génesis 27:26

‘Y le dijo Isaac, su padre: –Acércate ahora y bésame, hijo mío.’

Génesis 27:26

Versículo Anterior | Versículo Siguiente

Te interesa: Ver Versiculo Diario

¿Qué significa Génesis 27:26?, su importancia y que podemos conocer en este versículo:

Génesis 27:26 – Un Beso de Bendición

Contexto

Génesis 27 narra la historia de cómo Jacob, el hijo menor de Isaac, engañó a su padre para recibir la bendición que originalmente estaba destinada a su hermano mayor, Esaú. Isaac, quien estaba casi ciego y sintiendo que la muerte estaba cerca, convocó a Esaú para que hiciera su plato favorito de carne de caza y, después de comerlo, le iba a dar la bendición.

Tienes dudas? pregunta aquí:

(o continúa leyendo)

Sin embargo, la madre de Jacob, Rebeca, escuchó el plan de Isaac y conspiró con Jacob para engañar a su padre. Ella preparó un plato para Jacob, disfrazándolo como Esaú, y cubrió sus manos y cuello con pieles de animales para que se sintieran como Esaú.

Una vez que Isaac le dio la bendición a Jacob, Esaú llegó y la descubrió el engaño, y ambos hermanos quedaron en una lucha por el favor de su padre.

El Beso de Bendición

En medio de este engaño y conflicto, se encuentra el versículo de Génesis 27:26 en el que Isaac le pide a su hijo engañado, Jacob, que se acerque a él y le dé un beso. A primera vista, esto puede parecer un momento tierno entre padre e hijo, pero en realidad hay más que eso.

En la cultura bíblica antigua, los besos eran mucho más que un simple gesto de afecto. Un beso podía ser un signo de sumisión, fidelidad, respeto y bendición. De hecho, la palabra hebrea para “besar” en este versículo es “nashaq”, que puede traducirse como “besar como señal de respeto o adoración”.

De esta manera, cuando Isaac le pide a Jacob que se acerque y le bese, está ofreciendo una bendición sobre él. Aunque Isaac no sabe que está bendiciendo a Jacob en lugar de Esaú, aún así su bendición es poderosa y vale la pena considerarla.

Aplicación

Entonces, ¿qué podemos aprender de Génesis 27:26? En primer lugar, podemos ver la importancia de las bendiciones para los padres y los hijos. En la cultura bíblica, la bendición de un padre era extremadamente valiosa y se consideraba un acto sagrado.

También podemos considerar la importancia de los besos y los gestos físicos de afecto en nuestras relaciones. A menudo damos por sentado estos pequeños actos, pero en realidad pueden tener un tremendo impacto en las personas que los reciben.

Finalmente, también podemos reflexionar sobre cómo las bendiciones pueden trascender el engaño y la traición. Jacob no participó en el plan de engañar a su padre, pero terminó recibiendo la bendición destinada a su hermano mayor. Aunque el proceso fue complicado y doloroso, la bendición de Isaac todavía era genuina y tuvo un impacto en la vida de Jacob.

En conclusión, Génesis 27:26 es un recordatorio poderoso de la importancia de las bendiciones, los gestos físicos de afecto y la capacidad de Dios para trabajar a través de nuestras acciones incluso cuando nos equivocamos.

Versículo Anterior | Versículo Siguiente

Qué quiere decir el Versículo 26 del capítulo 27 de Génesis de la Biblia:

Versículo Anterior | Versículo Siguiente

descargar biblia en español en PDF online chat blíblico, asistente virtual para resolver dudas sobre los versículos de la biblia