Explicación de Génesis 21:19

Volver al Libro Génesis

Versículo Anterior | Versículo Siguiente

Explicación y Significado y Estudio del Versículo 19, Capítulo 21, Libro de Génesis del Antiguo Testamento de la Biblia. Autoría: Moisés.

Versículo Génesis 21:19 en la Biblia

‘Entonces Dios le abrió los ojos, y vio una fuente de agua. Fue Agar, llenó de agua el odre y dio de beber al muchacho.’

Génesis 21:19

Versículo Anterior | Versículo Siguiente

¿Qué significa Génesis 21:19?, la importancia y las reflexiones que podemos conocer de este verso:

Génesis 21:19 - Dios abre los ojos de Agar

El contexto del versículo

El capítulo 21 de Génesis relata la historia de cómo Dios cumplió su promesa de darle un hijo a Abraham y a su esposa Sara en su vejez. Sin embargo, después de que Isaac nació, Sara sintió celos y mandó a su sierva Agar y su hijo Ismael al desierto. En medio de su desesperación y desesperanza, Agar y su hijo estaban a punto de morir de sed. Es en ese momento que Dios intervino y abrió los ojos de Agar para que pudiera ver una fuente de agua.

Dios es fiel y provee en momentos de desesperación

Este versículo es un recordatorio de que Dios es fiel y provee para aquellos que confían en él, incluso en los momentos más difíciles. Aunque Agar y su hijo estaban en el desierto y parecía que iban a morir de sed, Dios les provee de agua en el momento justo y de la manera que ellos necesitaban. Como hijos de Dios, podemos confiar en que Él siempre nos proveerá de lo que necesitamos, aunque no siempre sea de la forma que esperamos.

Dios nos muestra lo que no podemos ver

Otra lección importante de este versículo es que Dios puede abrir nuestros ojos para ver cosas que no podemos ver por nosotros mismos. Agar no vio la fuente de agua hasta que Dios le abrió los ojos para que pudiera verla. A menudo, nosotros también podemos estar ciegos a las bendiciones y provisiones de Dios en nuestra vida, pero si buscamos a Dios y le pedimos que nos muestre lo que no podemos ver, Él puede abrir nuestros ojos para ver su mano obrando en nuestra vida.

Aplicación práctica en nuestra vida

Este versículo nos anima a confiar en la fidelidad de Dios y a buscarlo en todo momento, especialmente cuando enfrentamos momentos de desesperación. Nos recuerda que Dios es capaz de proveer para nuestras necesidades de la manera que Él cree es mejor y que a veces podemos necesitar que nuestros ojos sean abiertos para ver su providencia y amor en medio de nuestras circunstancias.

Reflexión final

La historia de Agar nos enseña que aunque podamos sentirnos abandonados y solos en medio de nuestra lucha, Dios siempre está allí para proveernos y cuidarnos. Debemos aprender a mantener nuestra confianza en Él y buscar su voluntad en todo momento, recordando que Él puede abrir nuestros ojos para ver las cosas que no podemos ver por nosotros mismos. Que este versículo nos recuerde siempre que Dios es fiel y proveedor y que podemos confiar en Él en medio de cualquier situación difícil.

Versículo Anterior | Versículo Siguiente

Qué quiere decir el Versículo 19 del capítulo 21 de Génesis en la Biblia:

Versículo Anterior | Versículo Siguiente

versiculo diario