Explicación de Génesis 20:17

Escucha el capítulo completo: 🔊

Volver al Libro Génesis

Versículo Anterior | Versículo Siguiente

Estudio del Versículo 17, Capítulo 20, Libro de Génesis del Antiguo Testamento en la Biblia. Autor: Moisés.

Versículo Génesis 20:17

‘Entonces Abraham oró a Dios, y Dios sanó a Abimelec, a su mujer y a sus siervas, las cuales tuvieron hijos,’

Génesis 20:17

Versículo Anterior | Versículo Siguiente

Te recomendamos: Ver Versiculo Diario

¿Qué significa Génesis 20:17?, la importancia y estudios que podemos aprender de este verso:

La historia detrás del versículo

Génesis 20 narra la historia de Abraham y Sara cuando, debido al miedo de que el faraón egipcio quisiera matar a Abraham para quedarse con su esposa, Sara, él le dijo al faraón que Sara era su hermana. Pero luego de varios sucesos, el faraón descubrió la verdad y confrontó a Abraham por su engaño. Sin embargo, Dios intervino y protegió a ambos, y el faraón les permitió irse en paz.

Tienes dudas? pregunta aquí:

(o continúa leyendo)

Pero la historia no termina ahí. Luego, Abraham se trasladó al sur de Gerar, donde al igual que en Egipto, temió que el rey Abimelec lo matara para tomar a Sara como esposa. Para mantenerse a salvo, Abraham volvió a decir que Sara era su hermana y le pidió a Dios que los protegiera. Pero como resultado de su engaño, Abimelec tomó a Sara como su esposa.

Sin embargo, Dios intervino nuevamente en la historia, esta vez a través de un sueño que tuvo Abimelec, en el que Dios le pedía que devolviera a Sara a Abraham y que pidiera perdón por su error. Después de hacer lo que Dios le había dicho, Abimelec y su pueblo fueron sanados por Dios de una enfermedad que les había afectado por tomar a Sara. Es en este momento que Abraham ora a Dios, y Él sana a Abimelec, a su mujer y a sus siervas, y les permite tener hijos.

Reflexiones sobre el versículo

Este versículo nos muestra cómo Dios es un ser misericordioso que puede sanarnos a pesar de nuestros pecados. A pesar de que Abraham mintió acerca de la verdadera relación con Sara, Dios todavía intervino en su favor y lo protegió, y más tarde, cuando Abimelec tomó a Sara como esposa, Dios los protegió a ambos una vez más.

Es importante tener en cuenta que la oración también desempeña un papel crucial en esta historia. Cuando Abraham temió por su vida, pidió a Dios que lo protegiera, y cuando Abimelec se enfermó, Abraham oró por su sanación. Debemos recordar que Dios siempre está presente para escuchar nuestras oraciones y responderlas según su plan perfecto. La oración nos permite acercarnos a Dios y fortalecer nuestra relación con Él.

Aplicación en nuestra vida cotidiana

En nuestras vidas, también podemos enfrentar situaciones en las que tememos por nuestra seguridad o salud, y es en esos momentos donde podemos acudir a Dios en oración. Como Abraham, podemos pedirle a Dios protección y sanación, sabiendo que Él siempre está presente para nosotros y que su voluntad es lo mejor para nuestras vidas. También debemos recordar que, a pesar de nuestros errores, Dios sigue siendo misericordioso y nos protegerá en nuestras debilidades.

Así que, como cristianos, debemos tratar de ser honestos y confiar en la providencia de Dios en todo momento, sabiendo que Él siempre está con nosotros. Debemos tener en cuenta que Dios es un ser santo y justo, y que su voluntad para nuestras vidas es perfecta. Debemos siempre buscar su guía y sabiduría para nuestras decisiones y acciones diarias.

Resolviendo dudas en relación al versículo

Una de las preguntas frecuentes sobre este versículo es: ¿Por qué la mujer y las siervas de Abimelec necesitaban ser sanadas también? La respuesta a esta pregunta es que la enfermedad que afectaba a Abimelec y su pueblo era probablemente una enfermedad contagiosa, que podría afectar a otras personas en su hogar. Por lo tanto, Dios sanó no solo a Abimelec sino también a aquellos que estaban en contacto cercano con él.

Otra pregunta que surge es: ¿Por qué Abraham mintió acerca del verdadero estado de su relación con Sara? La respuesta es que Abraham probablemente quería proteger su vida y su matrimonio a toda costa, y pensó que si Abimelec se enteraba de que Sara era su esposa, podría matarlo para reclamarla para sí mismo. Sin embargo, esto no justifica la mentira de Abraham, que además tuvo consecuencias negativas para él y su esposa.

Conclusión

En resumen, el versículo de Génesis 20:17 nos muestra cómo Dios interviene en nuestras vidas para protegernos y sanarnos a pesar de nuestros errores. Nos recuerda la importancia de la oración y la confianza en la providencia divina, y cómo debemos buscar la voluntad de Dios en nuestras vidas. También nos recuerda que, aunque cometamos errores, Dios es misericordioso y siempre está presente para nosotros.

Versículo Anterior | Versículo Siguiente

Qué quiere decir el Versículo 17 del capítulo 20 de Génesis en la Biblia:

Versículo Anterior | Versículo Siguiente

descargar biblia en español en PDF online chat blíblico, asistente virtual para resolver dudas sobre los versículos de la biblia