Explicación de Génesis 11:8

Volver al Libro Génesis

Versículo Anterior | Versículo Siguiente

Significado del Versículo 8, Capítulo 11, Libro de Génesis del Antiguo Testamento en la Biblia. Autoría: Moisés.

Versículo Génesis 11:8

‘Así los esparció Jehová desde allí sobre la faz de toda la tierra, y dejaron de edificar la ciudad.’

Génesis 11:8

Versículo Anterior | Versículo Siguiente

¿Qué significa Génesis 11:8?, la importancia y que podemos aprender de este versículo:

La historia de la Torre de Babel

En el capítulo 11 del libro de Génesis, se narra la historia de la Torre de Babel. Según el relato bíblico, después del diluvio, los descendientes de Noé se multiplicaron y se habían establecido todos en una sola región, con un mismo lenguaje.

Pero, un día, decidieron construir una ciudad y una torre que alcanzara el cielo, con el fin de que su fama fuese muy grande y no fueran dispersados por toda la tierra. Sin embargo, Dios no estuvo de acuerdo con este acto de soberbia y decidió confundirlos, para que no pudieran entenderse entre ellos y para que, de esa forma, se dispersaran por toda la tierra.

La dispersión de la humanidad

El versículo de la Biblia que nos ocupa, Génesis 11:8, pertenece a este relato y nos habla de cómo Dios frustró los planes de aquellos primeros habitantes de la tierra. Este versículo nos dice que Dios los esparció desde allí sobre la faz de toda la tierra, y dejaron de edificar la ciudad.

La dispersión de la humanidad por toda la tierra fue un acto justo por parte de Dios, ya que esta torre que querían construir era un acto de soberbia y desobediencia. La idea era exhibir su propia belleza y hacerse famosos. Esta torre pretendía ser un símbolo de su propia grandeza y querían ser reconocidos como poderosos y grandes ante el mundo.

Lección del versículo

Podemos aprender diferentes lecciones del relato de la Torre de Babel y de este versículo en particular. En primer lugar, nos enseña que la soberbia y la desobediencia son actitudes que Dios no aprueba. Asimismo, que Dios tiene el poder de intervenir en los planes humanos y que Él es el Señor absoluto de todo lo que sucede en la tierra.

Otra lección que podemos extraer es que Dios desea una humanidad unida. El problema es cuando esa unidad se da en una base de desobediencia y rebelión contra los planes de Dios. En cambio, una unidad basada en la obediencia y en el amor a Dios es la que Dios espera de nosotros.

Aplicación en nuestra vida

Podemos aplicar el mensaje de este versículo en nuestra vida cotidiana. En primer lugar, debemos evitar la soberbia y la desobediencia frente a Dios, debemos entender que no somos los dueños de nuestras vidas y debemos aprender a confiar en Él para que Él nos guíe en todo.

En segundo lugar, la idea de una humanidad unida es una gran lección que podemos aplicar en nuestra relación con los demás. Debemos fomentar una unidad basada en el amor, el respeto y la compasión hacia los demás, trabajando juntos para el bienestar y la armonía de la sociedad.

En resumen, el versículo de la Biblia Génesis 11:8 nos da una lección acerca de la soberbia y la desobediencia, pero también nos enseña que Dios desea una humanidad unida. Debemos aplicar estos principios en nuestra propia vida y trabajar para una sociedad más justa y amorosa.

Versículo Anterior | Versículo Siguiente

Qué quiere decir el Versículo 8 del capítulo 11 de Génesis en la Biblia:

Versículo Anterior | Versículo Siguiente

versiculo diario