Explicación de Romanos 8:36

Escucha el capítulo completo: 🔊

Volver al Libro Romanos

Versículo Anterior | Versículo Siguiente

Explicación del Versículo 36, Capítulo 8, Libro de Romanos del Nuevo Testamento en la Biblia. Autor: Pablo.

Versículo Romanos 8:36

‘Como está escrito: «Por causa de ti somos muertos todo el tiempo; somos contados como ovejas de matadero».’

Romanos 8:36

Versículo Anterior | Versículo Siguiente

Recomendado: Ver Versiculo Diario

¿Qué significa Romanos 8:36?, la importancia y mensajes que podemos aprender con este verso:

Contexto de Romanos 8:36

Romanos 8 es uno de los capítulos más destacados y poderosos de la Biblia donde el apóstol Pablo explica la obra redentora de Jesucristo y el efecto que tiene en la vida de los creyentes. En este capítulo el apóstol nos muestra la obra del Espíritu Santo en nosotros y la certeza de la esperanza que tenemos en Cristo, ya que nada nos puede separar de su amor. En el versículo 36, Pablo cita un Salmo que describe la experiencia de sufrimiento y persecución de los creyentes.

El significado de Romanos 8:36

Tienes dudas? pregunta aquí:

(o continúa leyendo)

El Salmo 44 es una lamentación en la que el salmista expresa su desconcierto ante la aparente derrota de Israel en manos de sus enemigos. El escritor de Romanos aplica este pasaje a los creyentes que sufren por causa de su fe en Jesucristo. La frase "somos muertos todo el tiempo" se refiere a la experiencia de enfrentar la persecución por la fe. Los cristianos en la época en que se escribió esta carta eran expuestos a graves peligros e incluso a la muerte por su compromiso con Cristo. Ser "contados como ovejas de matadero" implica que eran perseguidos y asesinados sin misericordia.

Cómo podemos aplicar Romanos 8:36 en nuestra vida

Este versículo nos recuerda que la vida cristiana no es fácil, ya que seguimos a un Salvador que fue perseguido y murió en una cruz. El sufrimiento, la injusticia y la persecución son una realidad para muchos cristianos en todo el mundo. Pero la buena noticia es que nuestro sufrimiento y nuestra muerte no son en vano. Como cristianos, tenemos la certeza de que la muerte no tendrá la última palabra. Jesucristo venció la muerte y nos dio la vida eterna.

Por lo tanto, debemos ser fieles a nuestro Señor, incluso en situaciones difíciles. Debemos confiar en que Dios está con nosotros en medio del dolor y la angustia, dándonos la fuerza para soportar cualquier adversidad. Debemos orar por nuestros hermanos y hermanas que enfrentan persecución por su fe, y apoyarlos en todo lo posible.

Reflexiones en Romanos 8:36

Es posible que, como cristianos, a veces enfrentamos situaciones difíciles que nos hacen dudar de la bondad de Dios. Podemos preguntarnos por qué debemos enfrentar tantas dificultades, especialmente si estamos tratando de seguir fielmente a Cristo. Pero la vida cristiana nos enseña que el sufrimiento y la persecución son una parte normal de nuestra experiencia en este mundo caído. La fe no nos exime de sufrir, sino que nos da la fuerza para soportar cualquier adversidad.

Además, como cristianos, sabemos que nuestra lucha no es contra la carne y la sangre, sino contra los poderes y principados del mal. Satanás odia a los cristianos y hará todo lo posible para hacernos sentir derrotados y desanimados. Pero nuestra esperanza no está puesta en este mundo, sino en el reino de Dios. Debemos mantener nuestra mirada fija en Jesucristo, nuestro Salvador y la fuente de nuestra fortaleza.

Resolver dudas y preocupaciones sobre Romanos 8:36

A veces puede haber confusiones sobre por qué Dios permite que sus hijos sufran persecución y muerte por su fe. Pero debemos recordar que Dios siempre tiene un propósito, incluso en medio de nuestro sufrimiento. Como dice en Romanos 8:28, "y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados". Dios puede utilizar nuestro sufrimiento para fortalecer nuestra fe, para testimoniar su amor y fidelidad ante los incrédulos, y para llevar a otros a Cristo.

También es importante recordar que nuestra lucha no es solo física, sino también espiritual. Satanás intentará desalentarnos y hacernos sentir abandonados y derrotados. Pero como cristianos tenemos la promesa de que Dios está con nosotros en todo momento y que nada puede separarnos de su amor. Debemos mantener nuestra confianza y seguridad en Jesucristo, quien es nuestra roca y nuestro refugio en todo momento.

Versículo Anterior | Versículo Siguiente

Qué quiere decir el Versículo 36 del capítulo 8 de Romanos en la Biblia:

Versículo Anterior | Versículo Siguiente

Deja un comentario

descargar biblia en español en PDF online chat blíblico, asistente virtual para resolver dudas sobre los versículos de la biblia