Explicación de Levítico 11:1

Escucha el capítulo completo: 🔊

Volver al Libro Levítico

Versículo Anterior | Versículo Siguiente

Explicación del Versículo 1, Capítulo 11, Libro de Levítico del Antiguo Testamento en la Biblia. Autoría: Moisés.

Versículo Levítico 11:1 de la Biblia

‘Habló Jehová a Moisés y a Aarón, y les dijo:’

Levítico 11:1

Versículo Anterior | Versículo Siguiente

¿Qué significa Levítico 11:1?, la importancia y estudios que podemos aprender de este verso:

Introducción

El libro de Levítico es uno de los cinco libros que conforman el Pentateuco o Torá judío-cristiana, y fue escrito por Moisés bajo la dirección divina. Levítico significa "relacionado con los levitas", quienes eran miembros de la tribu de Leví encargados de los asuntos religiosos.

En el versículo que hoy estudiaremos, Jehová se dirige a Moisés y Aarón, quienes eran los líderes religiosos del pueblo de Israel en ese momento. Dios les iba a dar instrucciones muy precisas sobre la alimentación de su pueblo.

Instrucciones sobre la alimentación

Levítico 11:2-3

Tienes dudas? pregunta aquí:

(o continúa leyendo)

"Diga a los israelitas: De entre los animales terrestres, estos son los que podrán comer: todo animal que tenga pezuña dividida y que además rumie."

Los judíos recibieron una ley detallada sobre los animales que podían consumir y los que no. En resumen, sólo podían comer animales que tuvieran pezuñas divididas y que masticaran el bolo alimenticio y lo regurgitaran, es decir, que rumiaran.

Levítico 11:4-8

"Pero de los que rumian o tienen pezuña dividida, no deben comer estos: el camello, que rumia pero no tiene pezuña dividida; es impuro para ustedes. El conejo, que rumia pero no tiene pezuña dividida; es impuro para ustedes. El cerdo, que tiene pezuña dividida y patas corredoras pero no rumia; es impuro para ustedes. No deben comer sus carnes ni tocar sus cadáveres; son impuros para ustedes."

Jehová especifica que hay animales que pueden rumiar, pero no tienen pezuña dividida, como el camello y el conejo, y por lo tanto no podían comerse. Por otro lado, menciona al cerdo, que tiene pezuña dividida pero no rumia, y también lo declara impuro.

Levítico 11:9-12

"Entre las criaturas que viven en el agua, podrán comer de todo lo que tenga aletas y escamas. Pero no podrán comer ningún animal acuático que no tenga aletas ni escamas; serán impuros para ustedes."

Dios también estableció que los israelitas solo podrían consumir pescados que tuvieran aletas y escamas, y no otros animales acuáticos.

Reflexiones sobre la alimentación

Esta ley de la alimentación fue dada por Jehová a su pueblo como protección para su salud física y espiritual. Además de evitar que se contagiaran de enfermedades a través de la carne en descomposición o de animales que comían carroña, Dios también quería que Israel fuera un pueblo distinto y separado para Él, y la alimentación era una manera de demostrarlo.

En la actualidad, la mayoría de los cristianos no siguen estas leyes alimenticias, ya que Jesús ha declarado que ninguna comida es impura en sí misma (Marcos 7:15-23). Sin embargo, es importante recordar que la alimentación sigue siendo un tema importante en la Biblia, y debemos cuidar nuestra salud física y espiritual al elegir lo que comemos.

Aplicando la lección en nuestra vida

Este versículo en particular nos muestra que Dios se preocupa por nuestra salud y por nuestro bienestar espiritual. Es importante tomar en cuenta nuestros hábitos alimenticios y elegir alimentos nutritivos y que beneficien a nuestro cuerpo.

Pero también es necesario recordar que nuestra vida cristiana es más que seguir leyes y regulaciones. Jesús nos invita a una relación personal con Él y a seguir sus enseñanzas, que van más allá de lo que comemos. Debemos buscar siempre crecer en nuestra fe y en nuestro amor por Dios.

Conclusiones

El versículo de Levítico 11:1 nos recuerda que Dios se comunica con su pueblo y les guía en cada aspecto de su vida, incluyendo la alimentación. Aunque hoy en día no seguimos estas leyes específicas, es importante recordar que el cuidar nuestra salud espiritual y física es una forma de honrar a nuestro Creador. Además, nuestras decisiones alimenticias pueden reflejar nuestra relación con Dios y nuestra separación del mundo.

Versículo Anterior | Versículo Siguiente

Significado e interpretación del Versículo 1 del capítulo 11 de Levítico de la Biblia:

Versículo Anterior | Versículo Siguiente

Deja un comentario

descargar biblia en español en PDF online chat blíblico, asistente virtual para resolver dudas sobre los versículos de la biblia