Explicación de Jeremías 10:18

Escucha el capítulo completo: 🔊

Volver al Libro Jeremías

Versículo Anterior | Versículo Siguiente

Estudio del Versículo 18, Capítulo 10, Libro de Jeremías del Antiguo Testamento en la Biblia. Autor: Jeremías.

Versículo Jeremías 10:18

‘porque así ha dicho Jehová: «Esta vez arrojaré con honda a los moradores de la tierra, y los afligiré, para que lo sientan».’

Jeremías 10:18

Versículo Anterior | Versículo Siguiente

Te recomendamos: Ver Versiculo Diario

¿Qué significa Jeremías 10:18?, su importancia y las enseñanzas que podemos conocer de este verso:

Introducción

El libro de Jeremías es uno de los proféticos de la biblia, en el cual se describe la relación de Dios con su pueblo Israel. Jeremías fue llamado por Dios desde su juventud para predicar al pueblo de Judá y Jerusalén, sin embargo, no fue bien recibido y su mensaje de arrepentimiento y cambio fue rechazado. En Jeremías 10:18 podemos encontrar una amenaza del Señor hacia los moradores de la tierra, quienes serán afligidos para que sientan el poder de Dios.

Jeremías 10:18 y su contexto

Tienes dudas? pregunta aquí:

(o continúa leyendo)

Este versículo se sitúa en medio de un pasaje donde Jeremías está desmenuzando las costumbres paganas que se habían infiltrado en el pueblo de Israel. Al parecer, los israelitas habían adoptado la práctica de cortar trozos de madera y tallarlos para hacer ídolos que luego adoraban. Este pasaje es una reflexión sobre la necedad de adorar a ídolos y la soberanía de Dios como creador y sustentador del universo.

La Soberanía de Dios

Jeremías 10:18 es una muestra más de la solemne advertencia del Señor de que no podemos seguir nuestros propios caminos, porque son huérfanos de verdad y de vida. La promesa de aflicción se refiere a la santidad de Dios y su benevolencia hacia su pueblo. Cuando tales amenazas se presentan, debemos reflexionar sobre la santidad de Dios y su promesa de disciplinar a su pueblo cuando se desvía del camino correcto.

El Juicio y la Disciplina Divina

Esta amenaza de disciplina que se menciona en Jeremías 10:18 es una señal de que Dios es santo y justicia, y que no tolerará la iniquidad. Aunque el juicio y la disciplina divina pueden parecer crueles a primera vista, en realidad son una señal del amor de Dios hacia su pueblo. Solo aquellos que han sido perdonados y salvados son parte del pueblo de Dios. Por lo tanto, es importante reflexionar sobre el juicio y la disciplina divina y mantenernos atentos para no caer en la tentación.

Aplicación en la vida diaria

La admonición incluida en Jeremías 10:18 es relevante no solo para el pueblo de Israel, la comunidad cristiana de hoy en día, sino también para las personas de todo el mundo. Deberíamos reflexionar sobre nuestros propios actos y pensamientos, teniendo en cuenta la soberanía de Dios y su disciplina. Debemos estar dispuestos a arrepentirnos y volvernos hacia Él, buscando su dirección y voluntad en lugar de seguir nuestros propios caminos.

Conclusión

En Jeremías 10:18, vemos la promesa de Dios de que aflicción y juicio vendrán si no nos volvemos hacia Él y le buscamos. Nosotros, como personas, debemos tener en cuenta la advertencia del Señor y ser obedientes a Él en todos los aspectos de nuestra vida. Este versículo nos recuerda que Dios es santo y justo y que sólo mediante la obediencia a sus mandamientos podemos encontrar la paz, la felicidad y la salvación.

Versículo Anterior | Versículo Siguiente

Qué quiere decir el Versículo 18 del capítulo 10 de Jeremías en la Biblia:

Versículo Anterior | Versículo Siguiente

Deja un comentario

descargar biblia en español en PDF online chat blíblico, asistente virtual para resolver dudas sobre los versículos de la biblia