Explicación de Génesis 14:20

Escucha el capítulo completo: 🔊

Volver al Libro Génesis

Versículo Anterior | Versículo Siguiente

Explicación y Significado y Estudio del Versículo 20, Capítulo 14, Libro de Génesis del Antiguo Testamento en la Biblia. Autor: Moisés.

Versículo Génesis 14:20

‘y bendito sea el Dios altísimo, que entregó a tus enemigos en tus manos». Y le dio Abram los diezmos de todo.’

Génesis 14:20

Versículo Anterior | Versículo Siguiente

Te recomendamos: Ver Versiculo Diario

¿Qué significa Génesis 14:20?, su importancia y lecciones que podemos aprender con este verso:

Contexto histórico del libro de Génesis

El libro de Génesis relata la historia del origen del mundo y de la humanidad según la tradición judía y cristiana. El versículo 14:20 de Génesis se refiere a un momento específico de la vida de Abram, quien luego sería conocido como Abraham, uno de los personajes más importantes del Antiguo Testamento.

Abram, Melquisedec y los diezmos

Tienes dudas? pregunta aquí:

(o continúa leyendo)

En el capítulo 14 de Génesis, Abram lidera un grupo de hombres para rescatar a su sobrino Lot y a otros prisioneros que habían sido capturados por los reyes de la región de Sodoma y Gomorra. Tras su victoria, Abram se encuentra con Melquisedec, rey de Salem y sacerdote del Dios Altísimo, quien le bendice y le entrega pan y vino. A continuación, el versículo que nos ocupa dice "y bendito sea el Dios altísimo, que entregó a tus enemigos en tus manos".

En agradecimiento por esta victoria, Abram le dio a Melquisedec los diezmos de todo lo que había ganado. Los diezmos eran una práctica común en la cultura hebrea, en la que la décima parte de los ingresos se ofrecía a Dios en señal de gratitud y adoración. En este caso, Abram reconoció a Melquisedec como un líder espiritual y decidió honrarle con sus diezmos.

Significado del versículo

El versículo 14:20 de Génesis nos enseña la importancia de reconocer la bendición y la intervención divina en nuestras vidas. Abram entendió que su victoria no fue fruto de su propia habilidad, sino de la ayuda de Dios. Por eso, decidió darle gracias al Altísimo y reconocer su soberanía y bondad. Además, el gesto de dar los diezmos a Melquisedec, como representante de Dios en la tierra, muestra la humildad y el agradecimiento de Abram por su victoria.

Aplicación en nuestra vida

Esta historia nos invita a reflexionar sobre nuestra propia vida y la forma en que reconocemos la intervención divina en ella. A veces, es fácil olvidar que nuestras victorias y logros no son meramente resultado de nuestro esfuerzo y habilidad, sino que son un regalo de Dios. Reconocer esto nos ayuda a mantener una actitud de humildad, gratitud y adoración hacia Él.

Además, este versículo nos recuerda la importancia de dar en señal de agradecimiento. No necesariamente tenemos que practicar el diezmo de forma literal, pero sí podemos encontrar formas de dar y servir a los demás como una forma de agradecer a Dios por sus bendiciones en nuestra vida.

Conclusiones

En definitiva, el versículo 14:20 de Génesis nos presenta un cuadro vívido de la importancia de la humildad, la gratitud y la adoración como respuesta al amor y la bendición de Dios. La historia de Abram y Melquisedec nos invita a reflexionar sobre nuestras propias actitudes hacia Él y hacia los demás, y nos muestra la riqueza y la belleza de una vida que reconoce y busca la presencia de Dios en todo momento.

Versículo Anterior | Versículo Siguiente

Qué quiere decir el Versículo 20 del capítulo 14 de Génesis de la Biblia:

Versículo Anterior | Versículo Siguiente

Deja un comentario

descargar biblia en español en PDF online chat blíblico, asistente virtual para resolver dudas sobre los versículos de la biblia