Inicio » exodo » Explicación de Éxodo 39:2

Explicación de Éxodo 39:2

Volver al Libro Éxodo

Versículo Anterior | Versículo Siguiente

Estudio del Versículo 2, Capítulo 39, Libro de Éxodo del Antiguo Testamento en la Biblia. Autoría: Moisés.

Versículo Éxodo 39:2 de la Biblia

‘El efod también lo hizo de oro, de azul, púrpura, carmesí y lino torcido.’

Éxodo 39:2

Versículo Anterior | Versículo Siguiente

¿Qué significa Éxodo 39:2?, su importancia y estudios que podemos aprender con este versículo:

Éxodo 39:2 - El Efod

Éxodo es un libro de la Biblia que narra la historia del éxodo de los hijos de Israel de la esclavitud en Egipto hacia la libertad en la Tierra Prometida. En el capítulo 39, se describe la construcción de los santos utensilios del tabernáculo, que fueron hechos según las instrucciones reveladas por Dios a Moisés. Uno de estos utensilios se llama el Efod.

¿Qué es el Efod?

El Efod era una prenda de vestir sacerdotal utilizada en el templo de Jerusalén en el antiguo Israel. Era una especie de delantal o túnica sin mangas, que tenía dos piezas de tela montadas sobre los hombros y sujetadas en la cintura por un cinturón. El efod estaba hecho de lino fino de tela tejida y se embellecía con adornos de oro, azul, púrpura y carmesí.

El Efod era usado por el Sumo Sacerdote, cuando entraba al santuario interior del tabernáculo o del templo de Jerusalén para presentar ofrendas y hacer sacrificios por el pueblo de Israel. La prenda tenía 12 piedras preciosas engarzadas en las hombreras, con los nombres de las 12 tribus de Israel grabados en ellas, lo que simbolizaba que el Sumo Sacerdote siempre llevaba el pueblo de Dios en su corazón.

Simbolismo del efod

En la tradición judía, el efod es visto como un símbolo de la gracia y la misericordia de Dios hacia su pueblo elegido. También representa la dignidad y la autoridad que se les otorga a los líderes religiosos, que son los intermediarios entre Dios y los seres humanos.

En el Nuevo Testamento, la prenda del efod es mencionada en la epístola a los Hebreos en relación al sumo sacerdocio de Jesucristo. El autor de la epístola describe a Jesús como el Sumo Sacerdote perfecto, que no necesita ofrecer sacrificios por sus propios pecados, ya que es puro e inocente. Además, no necesitó llevar un efod, para llevar a su pueblo en el corazón, ya que Él es el camino, la verdad y la vida (Juan 14:6).

Aplicación de Éxodo 39:2

El versículo de Éxodo 39:2 describe la elaboración del Efod, y nos muestra la importancia que daba Dios a los detalles en la construcción del templo. En nuestras vidas, Dios también se preocupa por los detalles, y quiere que nos esforcemos en hacer las cosas con excelencia y dedicación. No importa si estamos construyendo un templo físico o si estamos trabajando en nuestro ámbito profesional, Dios quiere que estemos comprometidos con nuestra labor y hagamos las cosas de la mejor manera posible.

También podemos aprender del simbolismo del efod y recordar que como cristianos, debemos ser intermediarios entre Dios y los seres humanos. Debemos llevar a las personas en nuestros corazones y ser compasivos y misericordiosos hacia los demás, así como lo es nuestro Sumo Sacerdote, Jesucristo. Además, debemos recordar que Jesucristo es el único intermediario perfecto entre Dios y los seres humanos, y que a través de Él podemos tener acceso al Padre.

Conclusión

En conclusión, Éxodo 39:2 nos muestra la importancia del efod en la historia de la religión judía, y nos enseña a valorar los detalles en nuestras vidas. También nos recuerda que como cristianos, debemos ser compasivos, misericordiosos y llevar a los demás en nuestros corazones. Finalmente, debemos recordar que Jesucristo es nuestro Sumo Sacerdote perfecto y que podemos acercarnos al Padre a través de Él.

Versículo Anterior | Versículo Siguiente

Significado e interpretación del Versículo 2 del capítulo 39 de Éxodo en la Biblia:

Versículo Anterior | Versículo Siguiente

descargar versículo