Explicación de Apocalipsis 21:3

Escucha el capítulo completo: 🔊

Volver al Libro Apocalipsis

Versículo Anterior | Versículo Siguiente

Significado, Estudio y Explicación del Versículo 3, Capítulo 21, Libro de Apocalipsis del Nuevo Testamento de la Biblia. Autoría: Juan.

Versículo Apocalipsis 21:3 de la Biblia

‘Y oí una gran voz del cielo, que decía: «El tabernáculo de Dios está ahora con los hombres. Él morará con ellos, ellos serán su pueblo y Dios mismo estará con ellos como su Dios.’

Apocalipsis 21:3

Versículo Anterior | Versículo Siguiente

Te recomendamos: Ver Versiculo Diario

¿Qué significa Apocalipsis 21:3?, su importancia y lecciones que podemos aprender de este versículo:

La presencia de Dios en nuestras vidas según Apocalipsis 21:3

Este versículo es uno de los más reveladores en cuanto a la promesa de Dios de estar presente en la vida de sus hijos. El apóstol Juan describe en este pasaje cómo una gran voz anunció que Dios establecería su tabernáculo con los seres humanos, morando con ellos y siendo su Dios por siempre. Pero, ¿qué significa esto realmente para cada uno de nosotros?

Nuestra naturaleza de búsqueda constante

Tienes dudas? pregunta aquí:

(o continúa leyendo)

Aunque algunos pueden pensar que esta promesa es solo para cuando alcancemos la vida eterna después de la muerte, la realidad es que Dios desea estar presente en nuestra vida desde ahora. La Biblia nos muestra que somos seres que están en constante búsqueda. Buscamos la felicidad, la satisfacción personal, el amor, la realización y muchas otras cosas que nos llevan en un constante estado de búsqueda. Pero en la presencia de Dios, podemos encontrar todo lo que necesitamos. Él es el camino hacia la felicidad, la paz y la tranquilidad.

Dios es nuestro refugio

El salmista afirmaba en el Salmo 46:1 que "Dios es nuestro refugio y fortaleza, una ayuda muy presente en las dificultades". Esta misma promesa se mantiene en Apocalipsis 21:3. Dios mora con nosotros, es decir, habita en nuestro ser. Cada vez que nos sentimos desanimados o abrumados, podemos acudir a Él para encontrar el consuelo que necesitamos. Su presencia nos da la esperanza y la fuerza para seguir adelante, aunque las situaciones sean difíciles.

Somos sus hijos

Esta promesa también destaca el amor inagotable de Dios por nosotros. Él desea estar con nosotros, habitando en nuestro ser, para cuidarnos y protegernos. Como dice el verso, seremos "su pueblo", es decir, somos hijos de Dios. Él se preocupa por nuestra vida, por nuestras necesidades, por nuestros anhelos y por nuestros sueños. Con la presencia de Dios en nuestras vidas, podemos encontrar la seguridad de que siempre estará allí para nosotros.

Reflexión final

En resumen, el versículo de Apocalipsis 21:3 es una promesa de Dios que se hace realidad en nuestras vidas cuando abrimos nuestro corazón a Él. La presencia de Dios en nuestras vidas es lo que puede llenar nuestro espíritu en el camino de la vida. Él es nuestra guía y fortaleza, nuestro refugio y consuelo. No importa cuán difíciles sean las circunstancias o cuánto tiempo hayas estado buscando, Dios siempre estará allí para ti. Solo necesitas abrir tu corazón y permitirle llevarte por el camino de su amor, y siempre tendrás la certeza de "que el tabernáculo de Dios está ahora con los hombres".

¿Te animas a buscar más de Dios hoy? ¿Cómo crees que podrías aplicar esta promesa en tu vida?

Versículo Anterior | Versículo Siguiente

Significado e interpretación del Versículo 3 del capítulo 21 de Apocalipsis de la Biblia:

Versículo Anterior | Versículo Siguiente

descargar biblia en español en PDF online chat blíblico, asistente virtual para resolver dudas sobre los versículos de la biblia