Explicación de 2 Crónicas 36:18

Volver al Libro 2 Crónicas

Versículo Anterior | Versículo Siguiente

Significado, Estudio y Explicación del Versículo 18, Capítulo 36, Libro de 2 Crónicas del Antiguo Testamento de la Biblia. Autoría: Esdras.

Versículo 2 Crónicas 36:18 en la Biblia

‘Asimismo todos los utensilios de la casa de Dios, grandes y chicos, los tesoros de la casa de Jehová, y los tesoros de la casa del rey y de sus príncipes, todo lo llevó a Babilonia.’

2 Crónicas 36:18

Versículo Anterior | Versículo Siguiente

¿Qué significa 2 Crónicas 36:18?, su importancia y estudios que podemos conocer en este verso:

La destrucción del templo y las riquezas de Dios

En el libro de 2 Crónicas, capítulo 36, encontramos el relato de la caída de Jerusalén y la destrucción del templo, así como la descripción detallada de cómo todos los tesoros y utensilios de la casa de Dios fueron llevados cautivos a Babilonia por el rey Nabucodonosor. Este acontecimiento es uno de los más tristes y oscuros de la historia bíblica, pues habla de la destrucción del lugar más sagrado para el pueblo de Israel y de la pérdida de las riquezas que habían sido consagradas al servicio de Dios.

Los tesoros de la casa de Dios

En este pasaje bíblico encontramos una lista detallada de todo lo que fue llevado cautivo a Babilonia: todos los utensilios grandes y pequeños usados en la casa de Dios, los tesoros de la casa de Jehová, los tesoros de la casa del rey y de sus príncipes. Esas riquezas no eran solamente objetos valiosos, sino que representaban la presencia y la gracia de Dios en el templo. Significaban el valor y la importancia que se le daba al culto y a la adoración a Dios en aquel tiempo.

El valor de las riquezas de Dios

El pasaje de 2 Crónicas 36:18 nos recuerda la importancia de las riquezas de Dios y lo valiosas que son para su pueblo. Los tesoros del templo no son únicamente objetos materiales, sino que representan la presencia y la gloria de Dios en nuestras vidas. Nos muestran el valor que debe tener el culto y la adoración a nuestro Padre Celestial. Han sido consagrados al servicio divino y su valor es incalculable. Debemos entender que todos los recursos que tenemos a nuestra disposición para la obra de Dios son bendiciones que debemos poner al servicio del Señor, incluyendo nuestro tiempo, habilidades y recursos financieros.

Tienes dudas? pregunta aquí:

Aplicando esta enseñanza en nuestra vida

El pasaje de 2 Crónicas 36:18 nos habla de la importancia de consagrar nuestras riquezas y habilidades al servicio de Dios. Si bien es cierto que no todos tenemos la capacidad de donar grandes cantidades de dinero o de hacer obras imponentes en la iglesia, todos tenemos talentos que podemos utilizar para la causa divina. Puede ser liderar una pequeña célula, dar clases de la Escuela Dominical, ayudar al necesitado o simplemente orar diariamente por los demás. Todo esto es consagrado al Señor y es valioso para Él.

Reflexiones finales

La historia bíblica es una fuente de enseñanzas y consejos que podemos aplicar en nuestra vida diaria. El pasaje de 2 Crónicas 36:18 nos hace reflexionar sobre el valor de las riquezas de Dios, y cómo debemos consagrar todo lo que tenemos al servicio divino. Recordemos que el agradecimiento y la adoración son dos aspectos fundamentales de la vida cristiana, y que debemos cultivarlos a diario para demostrar nuestro amor por nuestro Padre Celestial. No importa cuán grandes o pequeñas sean nuestras habilidades o recursos, todo lo que ponemos al servicio divino es valioso en sus manos y Él lo utilizará de la mejor manera para su gloria.

Versículo Anterior | Versículo Siguiente

Qué quiere decir el Versículo 18 del capítulo 36 de 2 Crónicas de la Biblia:

Versículo Anterior | Versículo Siguiente

chat blíblico, asistente virtual para resolver dudas sobre los versículos de la biblia