Explicación de Apocalipsis 11:18

Escucha el capítulo completo: 🔊

Volver al Libro Apocalipsis

Versículo Anterior | Versículo Siguiente

Explicación del Versículo 18, Capítulo 11, Libro de Apocalipsis del Nuevo Testamento en la Biblia. Autoría: Juan.

Versículo Apocalipsis 11:18 en la Biblia

‘Las naciones se airaron y tu ira ha venido: el tiempo de juzgar a los muertos, de dar el galardón a tus siervos los profetas, a los santos y a los que temen tu nombre, a los pequeños y a los grandes, y de destruir a los que destruyen la tierra».’

Apocalipsis 11:18

Versículo Anterior | Versículo Siguiente

Recomendado: Ver Versiculo Diario

¿Qué significa Apocalipsis 11:18?, su importancia y lecciones que podemos aprender con este versículo:

"Las naciones se airaron y tu ira ha venido"

El libro de Apocalipsis nos presenta la revelación de Jesucristo a Juan, en la cual se profetiza el fin del mundo y la victoria definitiva de Dios ante la oposición de las fuerzas del mal. El versículo 18 del capítulo 11 nos muestra un momento crítico en el plan divino, cuando la ira de Dios se manifiesta en juicio sobre las naciones y sus injusticias.

El juicio de Dios

Tienes dudas? pregunta aquí:

(o continúa leyendo)

La idea de un juicio divino es una constante en la Biblia, tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento. La justicia de Dios implica que las acciones de los seres humanos tendrán consecuencias, tanto en esta vida como después de la muerte. En este sentido, el juicio no es un castigo arbitrario de un Dios caprichoso, sino el resultado lógico de la elección entre el bien y el mal.

Este juicio final se presenta en el Apocalipsis como una lucha entre el Cordero (Jesucristo) y la Bestia (el mal personificado), en la cual se revela la verdadera identidad de cada una de las fuerzas en pugna. La victoria del Cordero significa la salvación de los justos y la condena de los malvados.

El galardón de los siervos y los santos

En el contexto de este juicio divino, el versículo 18 menciona el galardón que recibirán los siervos de Dios y los santos. Esto nos habla de una recompensa para aquellos que han sido fieles a Dios y han cumplido su voluntad en la Tierra.

El galardón puede entenderse como una retribución por el trabajo realizado, pero también como una forma de reconocimiento por la fidelidad y la obediencia a los mandamientos divinos. El hecho de que se mencione a los pequeños y los grandes nos muestra que este galardón no tiene en cuenta la posición social o el poder humano, sino la santidad y la lealtad a Dios.

La destrucción de los que destruyen la tierra

En esta misma frase del versículo 18 se menciona la destrucción de aquellos que destruyen la tierra. Esta frase ha sido interpretada de diversas formas, desde una condena a la explotación irresponsable de los recursos naturales hasta un anuncio del juicio divino sobre aquellos que dañan a la humanidad y al planeta.

En cualquier caso, podemos reflexionar sobre la responsabilidad que tenemos como seres humanos de cuidar la creación y de no dañar el entorno en el que vivimos. Nuestra conducta ética no solo tiene consecuencias para nosotros mismos, sino también para la sociedad en su conjunto y para el futuro del planeta.

¿Qué podemos aprender de este versículo?

El versículo 18 de Apocalipsis 11 nos presenta un momento de juicio divino en el que se revela la justicia de Dios y su recompensa para los justos. Además, nos reta a reflexionar sobre nuestra responsabilidad como seres humanos en el cuidado del planeta y en la construcción de un mundo más justo.

Este versículo nos invita a ser conscientes de la trascendencia de nuestras acciones y de las decisiones que tomamos cada día. Nos anima a buscar la voluntad de Dios en nuestra vida y a vivir de acuerdo a ella, sabiendo que nuestras acciones no solo tienen consecuencias para nosotros mismos, sino también para el resto de la humanidad y para el futuro del planeta.

Por tanto, podemos aplicar este versículo en nuestra vida cotidiana al buscar hacer el bien en todo lo que hagamos, a ser justos en nuestras relaciones con los demás y a cuidar de nuestro entorno. En resumen, este versículo nos llama a ser conscientes de nuestra responsabilidad como hijos de Dios y a vivir de forma tal que agrade a nuestro Señor.

Versículo Anterior | Versículo Siguiente

Significado e interpretación del Versículo 18 del capítulo 11 de Apocalipsis de la Biblia:

Versículo Anterior | Versículo Siguiente

Deja un comentario

descargar biblia en español en PDF online chat blíblico, asistente virtual para resolver dudas sobre los versículos de la biblia